El artista fallero Toni Fornes exporta a Colombia la técnica fallera


El artista fallero Toni Fornes triunfa en Colombia con la “técnica fallera”. Y lo hace desde que hace más de veinte años aterrizó por primera vez en el país para enseñar a los artistas locales el trabajo que se realiza de forma artesanal en los talleres falleros para conseguir mejorar en la tematización y decoración de los eventos festivos. 

Este mes de julio ha vuelto a Ipiales para transmitir todos sus conocimientos a los artistas locales en una formación de diez días, subvencionada por la Alcaldía Municipal, en la que participan 80 artesanos de diferentes modalidades -año viejo artístico, tradicional, de carrozas y de disfraces- para el Carnaval Multicolor de la frontera, el evento más importante que se celebra en la localidad (de más de 120.000 habitantes) cada comienzo de año, con características de identidad, creatividad y salvaguardia autóctonas. 

Foto: Una de las figuras realizadas en la capacitación realizada por el artista fallero Toni Fornes. (Fuente: Toni Fornes)

El cometido de Fornes es enseñar a los artistas locales la técnica que se utiliza en las Fallas, la forma de trabajar de los talleres falleros, por ejemplo como se trata de corcho. En concreto, se trata de una Formación Profesional de 80 horas en la que se trasmite la calidad del trabajo manual de los talleres de las Fallas, conocimientos congregados gracias a los mejores artistas falleros de toda Valencia, de los métodos tradicionales que existían, por ejemplo, antes de la llegada de las fresadoras.  

Así, Fornes trabaja en la aplicación de los conceptos falleros en otras fiestas. Es importante destacar la importancia de los monumentos en este país, donde son reclamos turísticos que los municipios colombianos utilizan dentro de Carnavales y Festividades. Las nuevas técnicas incorporadas a partir de los conceptos falleros permiten a los artesanos locales mejorar en su trabajo de los materiales y crecer en el mundo de la tematización y decoración de eventos

Foto: Los artistas y artesanos de Ipiales trabajando con el artista fallero Fornes. (Fuente: Toni Fornes)

Aunque no se trata de la primera vez que Fornes transmite todos sus conocimientos sobre las fallas en Colombia. En 2018, tras varias estancias puntuales, se trasladó a vivir allí y se instaló como socio de la empresa Tematics Fantasy SAS, un proyecto que abandonó después de volver a España a causa de la pandemia. 

Su huella artística

Desde su llegada a Colombia no ha parado de hacer sus “fallas” – la gran mayoría adaptaciones, puesto que no son quemadas-, han realizado carrozas y otros trabajos relacionados con la “técnica fallera” en diversas ciudades como Villavicencio, Curití, Bucaramanga. 

En concreto, Fornes impartió en 2004 su primer taller sobre la técnica de las fallas para la Universidad Surcolombiana en Neiva, Huila. Años después impartió también un taller para el Fondo Mixto Cultura Florencia, Caqueta.  En 2017 llegaría su incursión más importante en el IMCT Bucaramanga para el desfile de la Feria Bonita, con la realización de dos capacitaciones para los artistas locales y la construcción de seis carrozas, y una Falla -que se quemó- algo completamente novedoso en la ciudad. 

Presentación del trabajo e instalación en la plaza de la Alcaldía de Ipiales. Fuente: Toni Fornes

La aportación de Fornes para la cultura y arte local en Colombia ha sido tan importante que los dos años siguientes lo contrataron también para dirigir el mismo Festival, la realización de capacitaciones a los artesanos y el diseño de las diez carrozas del desfile, además de otra Falla que, al igual que la anterior, también se quemó. 

Paralelamente, en 2018 también participó en la capacitación de los artesanos locales para el Carnaval de Barranquilla, Carnaval SAS. Allí formó a los artistas en la técnica de realización de las fallas y su adaptación a los materiales locales. El año siguiente aterrizó en uno de los festivales más importantes de Colombia el Festival del Joropo Gobernaciin del Meta, en Villavicencio del Meta. En esta ocasión realizó seis carrozas para el desfile, cuyas estructuras se utilizaron posteriormente como decoración y atracción turística. Ahora vuelve a Ipiales para seguir transmitiendo sus conocimientos sobre las fallas a los artesanos de Colombia. 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *