Artistas falleros tras la decoración del gran festival del verano


La creatividad en el diseño de escenarios para festivales de música es una parte esencial de la experiencia del público. A lo largo de los años, hemos visto un aumento significativo en la originalidad y complejidad de los escenarios, ya que los organizadores buscan ofrecer experiencias únicas y memorables.

Los escenarios de festivales ahora se han convertido en obras de arte en sí mismos, con diseños innovadores, elementos visuales impresionantes, tecnología avanzada, efectos especiales y luces espectaculares. Los organizadores y diseñadores trabajan arduamente para crear mundos temáticos, paisajes surrealistas y ambientes que se adapten a la música y el estilo del festival. La competencia entre los festivales por destacar y atraer a más asistentes ha impulsado esta evolución creativa en los escenarios.

Un ejemplo perfecto de la evolución de la creatividad en los escenarios de música la encontramos en el Medusa Festival. Donde desde sus inicios han participado artistas falleros en el diseño.

En 2015 este festival contaba con el escenario más grande montado en España, según los datos que manejaba la organización. 60 metros de ancho por 20 metros de alto que acogían una novedad en los múltiples festivales españoles: una gran escenografía al estilo de los grandes eventos de música electrónica tales como Tomorrowland (Boom, Bélgica), Ultra (Split, Croacia) o The Qontinent (Wachtebeke, Bélgica). Un escenario que ha realizado el artista fallero Fede Alonso. Un gran tiburón de 16 por 15 metros, acompañado de medusas, estrellas de mar y detalles ornamentales de gran tamaño.


Un año después, Fede Alonso repitió como creador del escenario principal del Medusa Sunbeach Festival con un espectacular montaje en tres dimensiones de la anchura de un campo de fútbol y la altura de un edificio de 8 plantas que recreaba la diosa mitológica Medusa y la ciudad perdida de La Atlántida.

Escenario del Medusa Festival en 2016. Foto del artista fallero Fede Alonso.

Los artistas falleros se consolidaban así como la clave para ofrecer la máxima experiencia en la creatividad de los escenarios de festivales de música. En 2017 Fede Alonso lo volvió a hacer con ‘Gorillaz Kingdom’, el protagonista, la pieza central de la fantasía temática de la cuarta edición del evento, titulada ‘Jungle Carnival’. Una figura de 112 metros de ancho y 30 de alto equipada con alta tecnología al servicio del espectáculo visual y sonoro.

En 2018 el artista fallero Alfredo Bayona también realizó para el tercer escenario un ave de grandes dimensiones.

El ingenio y arte de Manolo García también han impregnado diversas ediciones del festival desde que en 2019 centrará la atención en el mundo de ensueño de Alicia en el País de las Maravillas. Un decorado de 120 metros de largo y 35 metros de alto.

Este 2023 los artistas falleros han sido los encargados de crear los volúmenes del escenario Dragon Heart del Zevra Festival. Se trata de Noel Hervas y Jorge Gil Sapiña que se han fusionado para crear la parte artística, la “guinda”, del escenario con 30 metros lineales de tejas ofreciendo los majestuosos volúmenes y la gran profundidad al escenario.

El diseño de escenarios para festivales de música es un proceso complejo que combina elementos estéticos, funcionales y técnicos para crear un ambiente único y atractivo para el público. Al igual que en el diseño de escenarios para festivales, los artistas falleros han exportado su técnica para la tematización de restaurantes, la decoración de espacios para locales comerciales.