Artistas falleros versionan las Meninas del Prado


El arte y la creatividad de los artistas falleros traspasan las fronteras desde hace décadas. Pepe Puche, un artista fallero y escultor de renombre, dejó una huella imborrable en la capital española hace años al realizar un conjunto de figuras inspiradas en el icónico cuadro de las Meninas de Velázquez. Estas figuras adornaron los balcones del entresuelo de la tienda de arte Objetos de Arte Toledano, ubicada en el Paseo del Prado de Madrid. ¿Cómo llegó este proyecto a ser una realidad?

Decoración para escaparates

La historia de estas figuras comienza cuando uno de los propietarios de la tienda de arte de la capital buscaba una manera única de decorar la fachada de su tienda, que se encuentra estratégicamente ubicada cerca del Museo del Prado. Para ello, se puso en contacto con el artesano valenciano Pepe Puche, quien pensó en potenciar la esencia de Velázquez y sus Meninas, sacándolas del museo al Paseo del Prado. Así nació este proyecto artístico, que rápidamente se convirtió en una joya en plena avenida madrileña. Las figuras de las Meninas de Puche no pasaron desapercibidas. Tanto es así que incluso los autobuses turísticos que recorren la ciudad se detenían frente a la tienda para explicar la historia de estas fascinantes esculturas que cautivaban a todos los visitantes.

Creación y restauración de figuras artísticas

Una década después de su creación, las figuras, que habían sido afectadas por la polución y el paso del tiempo, volvieron al taller del artista fallero para su restauración. Realizó una labor meticulosa, limpiando las esculturas y restaurando las zonas más desgastadas, devolviéndolas a su estado original. Sin embargo, con el tiempo, estas figuras experimentaron otra transformación, cuando otro artesano reinterpretó sus colores, otorgándoles el aspecto que tienen en la actualidad.

Artistas falleros más allá de las Fallas

Puche es un artesano destacado en el mundo de las Fallas, pero su talento va mucho más allá. Durante casi tres décadas, formó parte importante de la prestigiosa empresa Lladró, demostrando su versatilidad artística. Además de su contribución a las Fallas, Puche ha dejado su huella en diversas partes de España, creando esculturas, carrozas y figuras para belenes en Valencia, Sueca y otros municipios madrileños, entre muchos otros trabajos y colaboraciones con otros artistas falleros.

Una de las curiosidades de la carrera de Puche fuera del mundo fallero es su colaboración con la fábrica Galleros Artesanos de Rute, S.L. en Rute, Córdoba. Una muestra más de su creatividad y versatilidad artística.

La versatilidad de los artistas falleros

Los artistas falleros son un tesoro en el mundo del arte. Sus creaciones artísticas cautivan a quienes las contemplan desde hace décadas, y su legado se extiende mucho más allá de las Fallas.